¿Necesitas optimizar los tiempos de secado de tu ropa? ¿No tienes tiempo para esperar por horas a que se seque la ropa? ¿El clima no ayuda y tu ropa empieza a oler extraño? Si te identificas con las preguntas anteriores es porque estás buscando de manera desesperada resolver estos inconvenientes de una vez por todas. Así que la instalación de una secadora podrá ser la solución.

Pero… ¿Sabes qué secadora comprar? En este artículo te contaremos desde SOS Asistencia un poco sobre estos electrodomésticos, para que según tus necesidades puedes elegir la que más te convenga según su precio y funcionalidad.

Instalación de una secadora en el hogar

(Imagen tomada de: https://cutt.ly/sElij5z)

Tipos de secadoras en función de la instalación

-Secadoras de evacuación

Toman el aire del exterior y lo calientan mediante resistencias eléctricas, luego pasa al tambor y se carga con la humedad de la ropa y este aire cargado de humedad es expulsado a través de un tubo hacia afuera.

Es una tecnología sencilla y económica, sin embargo, debes instalarla en un lugar que permita sacar un tubo hacia afuera. No resultan tan eficientes cuando hay clima frío.

No es un sistema muy común en la actualidad.

-Secadoras con bombas de calor

Estas usan una bomba de calor para calentar el aire, su funcionamiento es similar a los del aire acondicionado que aprovecha la temperatura externa. Entre sus ventajas está que es mucho más eficiente que las secadoras de resistencias.

Su precio es medio-alto, pero compensa si vas a usarla de manera frecuente. También deberás tener en cuenta que sus ciclos son mucho más extensos.

-Secadoras de resistencia

Son las más clásicas del mercado y estas utilizan resistencias eléctricas que al calentarse elevan la temperatura. Son económicas y son mucho más rápidas que las secadoras con bombas de calor.

El inconveniente es que el consumo de energía es mucho más elevado que otras referencias, es prudente adquirirla si su uso va a ser esporádico.

-Secadoras de condensación

O también sin desagüe, funcionan como circuito cerrado, ya que el aire húmedo se introduce en un intercambiador refrigerador hasta que la humedad se condensa y esta se recoge en un depósito que debe vaciarse al terminar cada ciclo.

La ventaja es que puedes instalarla en cualquier lugar y son mucho más eficientes, además consumirá mucho menos energía para elevar la temperatura.

Su precio puede ser más alto que las de evacuación, pero actualmente son bastante populares en el mercado y existe una amplia oferta.

Elección adecuada de secadoras

(Imagen tomada de: https://cutt.ly/fEliQuS)

Otros tipos de secadoras

-A gas

En el mercado existen otro tipo de secadoras que no requieren de energía para calentar el aire, por su parte hacen uso de gas, este combustible es el encargado de elevar la temperatura del aire para secar la ropa.

Este tipo de secadoras, suele garantizar hasta un 60% de ahorro gracias a su eficiencia energética.

-Lavasecadoras

Este tipo, combina las funciones de lavadora y secadora en un solo aparato. Resultan prácticas por el ahorro de espacio, pero no tienen a alcanzar los mismos niveles de eficiencia que una secadora.

En la mayoría de los modelos existe un gran inconveniente y se traduce en que la capacidad máxima para los programas de secado es inferior a la de lavado, por lo cual se debe sacar la ropa al finalizar el ciclo de lavado y secarla en dos tandas diferentes.

Ya elegiste… Ahora ¿qué sigue?

La instalación de una secadora debe ser realizada por un experto, ya que dependiendo del modelo que elijas y sus características, deben revisarse las condiciones de conexión espacio, tuberías que se deban usar para evacuar el aire, entre otros aspectos relevantes que con su conocimiento podrá realizar un trabajo de calidad y 100% seguro para ti y tu hogar.

Si requieres un servicio de calidad y realizado por un personal experto, contáctanos en SOS Asistencia.