No importa si tu techo es de teja, metal o plano, el clima o la ubicación del mismo, un techo siempre requerirá algún tipo de mantenimiento.

El mantenimiento habitual y las revisiones son recomendables para alargar la vida útil del techo, independientemente del material con el que esté hecho.

Hay algunos techos que pueden requerir más atención que otros, pero como consejo general es importante limpiar y recoger cualquier cosa que encuentres sobre tu techo, siempre que sea posible.

Hoy desde SOS Asistencia queremos dejarte algunas recomendaciones para el mantenimiento de techos que te ayudarán a identificar y evitar futuros inconvenientes.

Revisión de techos interiores

Normalmente, los techos interiores están recubiertos con una capa de yeso protectora, o encontrarlos con otros tipos de materiales como madera, paneles de pvc o cielo raso. Los techos interiores deben ser revisados al menos una o dos veces al año, especialmente en las zonas sensibles, como bordes de ventanas o tragaluz, y los lugares por donde pasan las tuberías.

Esto permite localizar posibles fugas de agua antes de que se forme un goteo de mucho flujo y problemático. También es recomendable pintar el techo después de esta revisión para mantenerlo con el mejor aspecto posible.

Generalmente, los techos interiores están recubiertos de una capa de yeso protectora, aunque no es extraño encontrar techos de madera o de otros materiales. Cada material requiere su propio cuidado, aunque hay algunos consejos que puedes tener en cuenta en todas las circunstancias.

Techos de teja

ARTICULO OCTUBRE 2 2.2 SOS COLOMBIA

(Imagen tomada de: https://cutt.ly/kb25Jbi)

Como consejo para el mantenimiento de estos techos, es la revisión y búsqueda de tejas sueltas o dañadas. Estas a simple vista pueden ser difíciles de identificar por lo que es necesario comprobarlas levantarlas para ir descartando, debido a que están en alturas, lo recomendable es que una persona experta realice esta revisión.

En cualquier caso, el viento, lluvia y muchos otros factores a los que se enfrenta un techo terminarán dejando agujeros y estos deben ser reparados a tiempo.

Techo acrílico

ARTICULO OCTUBRE 2 2.2 SOS COLOMBIA 1

(Imagen tomada de: https://cutt.ly/Ab251mS)

Cuando se trata de techos acrílicos o de goma se habla de techos con membranas de pvc, en este caso identificar algún burbujeo en el material es un signo de problemas. Podrás identificar secciones de su membrana levantadas e hinchadas debido a algunas razones. Una de las razones puede ser por un mal aislamiento, o debido a que hay un desgarro en la membrana provocando que se llenara de agua o aire. Estos casos pueden surgir ya sea debido a una mala instalación o bien a residuos dañinos.

Techo metálico

ARTICULO OCTUBRE 2 2.4 SOS COLOMBIA

(Imagen tomada de: https://cutt.ly/Nb26yxH)

Los tipos más comunes de techos de metal consisten en paneles de metal con costura de pie o láminas de metal de granero. Estos a diferencia de los dos tipos mencionados anteriormente, son techos más duraderos. Aunque eso significa no preocuparse por burbujas o tejas sueltas, el daño recibido por escombros sigue siendo un factor de riesgo en cuanto a daños se refiere.

Los golpes grandes y arañazos causados por escombros pueden llevar a una oxidación de dicha lámina y de esta forma reducir la protección que los paneles metálicos ofrecen. En este caso si son marcas ligeras y dependiendo del tipo de panel, volver a sellar la zona con impermeable es una solución sencilla.

En caso de haber grietas o pequeños agujeros, la soldadura o instalación de nuevos paneles podrían ser una solución dependiendo el caso.

¿Por qué se debe hacer un mantenimiento enfocado?

El mantenimiento enfocado debe ser ejecutado por especialistas en mantenimiento de techos, obtener asesoramiento te hará saber con certeza según tu tipo de techo cuánto mantenimiento requiere para estar en óptimas condiciones.

Los techos son la parte de una estructura que mayor exposición tiene a agentes externos, tanto meteorológicos, o de la propia vivienda. Son la parte importante encargada de aislar y proteger el interior.

Es importante contactar con profesionales en la materia, siempre que se detecte algún problema, así como evitar darle largas al asunto, porque podría pasar de una simple gotera causada por un pequeño agujero a serios problemas de filtraciones que podrían dañar la estructura del hogar.