Uno de los problemas con los que tal vez lidias a diario en tu hogar, es con ese olor desagradable que proviene de las tuberías del baño, la cocina o el patio. Sin importar las veces que con dedicación y esmero limpies a diario, ese terrible olor a moho y cañería, regresa y se empieza a sentir con mayor intensidad en diferentes horas del día, en especial cuando el clima es demasiado cálido o lluvioso.

El uso de ambientadores o sprays suele ser la forma más rápida y fácil por la que optamos, para tratar de disimularlos; sin embargo, el efecto de estos productos no es lo suficientemente duradero y el mal olor regresa pronto. Así que, buscando alternativas, encontramos algunas soluciones caseras que podemos preparar con ingredientes de origen natural para facilitar esta tarea. 

¿Por qué se produce estos malos olores?

Los detergentes y jabones

limpieza y desinfeccion

(Imagen tomada de: https://www.eurofins.es/consumer-product-testing/sectores/detergentes-y-productos-de-limpieza/)

 

El uso constante de detergentes y jabones sobre los lavaplatos, lavamanos y lavaderos, empieza con el tiempo a desprender una serie de químicos que se adhieren en forma de grasa en las cañerías. Poco a poco esta grasa se va degradando, y ante cualquier estímulo -como el calor-, el mal olor aparece. Una solución a esto, es elegir productos de buena calidad, los cuales  pueden minimizar las probabilidades de que se produzcan estas adherencias de grasa.

 

 

 

 

Sellado de tuberías

El sellado de los tubos del inodoro, los grifos y los fregaderos, suelen degradarse debido a la humedad y el moho. Como resultado aparece un molesto olor a silicona que empeora y a su vez potencia el olor que producen las bacterias. 

Restos de comida

 

 

Los restos de alimentos que se dejan ir por el sifón son una de las causas principales del mal olor y el taponamiento de las cañerías. Evita a toda costa tirar por el desagüe alimentos que puedan degradarse en su interior y provocar mal olor. Es primordial que utilices un filtro, el cual retenga aquello trozos pequeños de comida que quedan en los platos.

 

 

 

 

Las aguas estancadas

Existen áreas de las tuberías en las que el agua se estanca, formando criaderos de bacterias y moho. Si bien es casi imposible que no ocurra, lo que se puede hacer es tratar de limpiarlas de manera continua para evitar que los microorganismos proliferen.

Tuberías viejas

 

 

Unas tuberías viejas no solo pueden dañarse con más facilidad, sino que también son el mejor ambiente para el crecimiento de levaduras y bacterias. El agua estancada, junto con el material de desecho, además de causar mal olor, con el paso del tiempo crean una capa que puede llegar a obstruir los tubos.

 

 

 

 

 

¿Soluciones? Prueba estos trucos caseros:

1. Bicarbonato + vinagre

Muy seguramente has escuchado o hasta utilizado esta fórmula mágica para limpiar. Estos ingredientes juntos, son perfectos a la hora de retirar impurezas, gérmenes, eliminar la grasa y la suciedad… Y hasta son útiles a la hora de desatascar tuberías. 

Prepara tu fórmula y úsala así: 

Ingredientes

  • Litro de agua caliente
  • 1 vaso de vinagre blanco (200 ml)
  • ½ vaso de bicarbonato de sodio (100 g)

Procedimiento

  • Pon el agua a fuego lento y antes de que empiece a hervir agrégale el vinagre blanco-
  • Mientras la mezcla hierve, rocía el bicarbonato de sodio en el interior de la tubería que deseas limpiar.
  • Retira la mezcla de agua con vinagre del fuego, y  viértela por el sifón para que se combine en el interior de la tubería con el bicarbonato. 
  • Tapa de alguna manera el sifón, utilizando un tapón o un trapo. De esta manera impedirás que agua u otras sustancias caigan, y deja así el sifón al menos durante una hora. Si es posible, emplea esta solución en las noches, para dejarla actuar por más tiempo y obtener mejores resultados.

2. Café

¡No tires a la basura los restos de café! Sea que lo hagas a la manera antigua con colador, o en cafetera con filtro, no desperdicies estos restos que son ideales para tratar los olores en tuberías. Este es un truco antiguo, de cuando no existían muchos de los productos limpia tuberías que conocemos hoy en día. El café, además de ayudarnos a empezar nuestra rutina, ayudará a prevenir la aparición de malos olores en los desagües. El método es el siguiente: Deja caer los restos de café frío en el desagüe -puedes hacerlo directamente a éste, o sobre un filtro-  y poco a poco, cada vez que abramos el grifo, el café irá colando y arrastrando aquello que se haya quedado en las pareces de las tuberías. 

3. Sosa cáustica

Este truco es un clásico, pero es una sustancia que debe manejarse con mucho cuidado. La sosa cáustica es un producto muy fuerte y arrastra toda la suciedad de las tuberías, llevándose consigo los residuos que se van almacenando en las paredes y que son los causantes de los olores desagradables. Para usar este producto es importante primero conocer si las tuberías de tu hogar la soportan, una vez estés seguro de esto, procede a proteger tus manos con guantes y tu boca con una mascarilla o tapabocas. Luego disuelve la sosa en agua y viértela sobre las tuberías con problemas.

Estos son algunos consejos que tenemos para ti, pero si la situación de tu hogar ya sobrepasa los límites, no dudes en contactarnos, SOS Asistencia te brinda el mejor servicio profesional para liberar  tu hogar de esos problemas de tuberías. ¡Vive, nosotros lo resolvemos! Encuentra nuestros servicios de plomería aquí: https://sosasistencia.com/portafolio/

 

Fuentes:

https://sites.google.com/a/hanalani.org/vinegar-and-baking-soda/background-research

https://www.euroresidentes.com/hogar/consejos-trucos-remedios/fuera-malos-olores-trucos-para-los